Alarma abusos en niños a sólo días del inicio de año

La fiscala general Sandra Quiñónez lamentó los hechos y que un solo fiscal tenga a su cargo la recepción de innumerables casos, por falta de recursos. El domingo ingresaron ocho denuncias.
Entre el 2 y el 5 de enero, la fiscala Estela Mary Ramírez recepcionó un total de 12 denuncias por abuso sexual en niños, niñas y adolescentes de entre 2 y 13 años, en Ciudad del Este y Minga Guazú. Se tratan de 11 niñas y 1 varón.

Solamente el domingo se denunciaron ocho casos de abuso. “En menos de 24 horas ingresó esta cantidad”, aseveró la agente fiscal.

Confirmó que de estos casos, ya se imputó a nueve sospechosos, que tienen pedidos de prisión preventiva. Otra vez, todos los abusos fueron cometidos dentro del núcleo familiar.

Los otros tres casos actualmente están pendientes de identificación de los culpables y la realización del análisis de victimología, por el cual se indagan las razones por las cuales alguien puede ser víctima de un delito y determinar la responsabilidad de los implicados.

Según la fiscala, casi todas las víctimas fueron reinsertadas a su ámbito familiar, y una de las menores fue derivada a un hogar de la ciudad de Presidente Franco. La pequeña tiene hongos desde la rodilla para abajo y fue derivada a asistencia médica, según confirmó Ramírez.

Asistencia a víctimas

Solicita por otra parte al Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (MNA) que inicie algún tipo de campaña como Abrazos para niños, en donde se aboquen a dar apoyo y cuidado a las víctimas de abuso infantil, “ya que por ser un hecho cometido dentro del entorno familiar, es una marca de por vida”, resaltó. Si bien existen en el Ministerio campañas de prevención y de concientización para denunciar estos hechos, “no existe un programa para víctimas, a fin de ver una asistencia a las víctimas”, refirió la fiscala, quien dijo que sería conveniente ayudar a los niños y adolescentes con especialistas y sicólogos que los acompañen con un tratamiento especial.

Lamentó también que en un hecho de abuso sexual infantil y que hace años se hizo las condenas, una adolescente todavía resiente las consecuencias. La menor había sido víctima de abuso por parte de su mamá y su padrastro y ella quedó viviendo con la tía.

Hace unos días la adolescente se escapó y quedó cinco días deambulando en la Terminal de Ómnibus y la tía ya no la quiere cuidar. “Hay que entender que este trauma no es fácil de superar”, remarcó.

Alarmantes números

Entre enero y noviembre del año pasado, la Fiscalía tuvo un total de 2.987 casos de denuncias sobre abuso sexual a niñas, niños y adolescentes, y fue confirmado que el abuso fue el delito más cometido en menores, además de estupro y maltrato infantil.

Fuente UH

Autor entrada: Ramona Marecos

Deja un comentario