Realizaron controles tras viralizarse el video de un cliente. Pillaron que cargaban medio litro menos.

Tras el revuelo que se armó por la supuesta carga irregular de combustible en una estación de servicios, el Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN) salió a hacer unos controles y pilló que en un surtidor privado ubicado en la zona de Ñu Guasu, cargaba 500 mililitros menos por cada 20 litros, en el 90% de las máquinas expendedoras, dijo a la radio 1080 AM Jorge Parra, técnico del área de Metrología del INTN.

Agregó que los picos serán inhabilitados hasta que se paguen las multas correspondientes. Explicó que hay un error máximo permitido de hasta 120 mililitros por cada 20 litros de combustible en los surtidores.

Con respecto a las verificaciones metrológicas a las estaciones de servicio, señaló que se realizan de tres formas: una anual a todas las estaciones de servicio, una aleatoria y otra ante denuncias.

En otro momento, la titular del INTN, Patricia Echeverría, precisó a la radio 1200 AM que 35 máquinas expendedoras de una estación de servicios que tienen irregularidades de 500 mililitros.

📰Extra