• El Congreso Nacional en un tiempo récord y debido a la urgencia sancionó el proyecto de ley que establece el programa de asistencia Pytyvõ 2.0, con énfasis especial en las ciudades de fronteras del país.

La Cámara de Diputados aprobó en la sesión extraordinaria mixta (presencial y virtual) este viernes el proyecto de ley que establece el Pytyvõ 2.0 y da preferencia en el desembolso de las subvenciones a los trabajadores de las ciudades fronterizas, tras una discusión de por lo menos dos horas de cuestionamientos al Ejecutivo.

En la víspera recibió la media sanción del Senado, tras el estallido social acontecido en Alto Paraná. En su capital, Ciudad del Este, y otras ciudades vecinas se realizaron manifestaciones tras el anuncio de la vuelta a fase cero del departamento por los casos de Covid-19 que saturaron el sistema de salud local.

El documento, que fue aprobado por unanimidad en la Cámara Baja, pasa ahora a manos del Poder Ejecutivo para su promulgación.

La Cámara Baja ya había sesionado el miércoles de esta semana, pero debido a la urgencia de esta propuesta, se convocó a una sesión extra para su tratamiento en esta jornada.

El proyecto de ley es, básicamente, una extensión del programa Pytyvõ, de subsidios a trabajadores informales creado por la Ley de Emergencia. En la ocasión prioriza el pago a trabajadores de zonas limítrofes.

Además, contempla que pueden ser beneficiarios los cuentapropistas y los trabajadores dependientes de las mipymes, quienes no deben cotizar a la seguridad social, cobrar salarios públicos ni ser aportantes del IRP, entre otros.

También alcanza a aquellas personas que eran aportantes del IPS, pero fueron despedidas durante la pandemia.

El planteamiento habla de que se pueden otorgar hasta cuatro pagos de G. 500.000 y se financiarán con el remanente de la deuda de USD 1.600 millones contraídos por medio de la Ley de Emergencia.

El Ministerio de Hacienda pidió al Congreso agilidad para sancionar el proyecto de ley, de forma a dar un auxilio inmediato a las zonas fronterizas, especialmente a Alto Paraná tras el retroceso de la fase sanitaria.

Durante el estudio de la propuesta varios diputados se pronunciaron sobre lo acontecido en Ciudad del Este. El legislador Édgar Acosta, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) refirió que se trató de una reacción de la ciudadanía, y el diputado del mismo sector Carlos Enrique Silva calificó a Pytyvõ 2.0 como «una medida parche».

En esta línea, la parlamentaria Kattya González, del Partido Encuentro Nacional (PEN), apuntó que el «nombre pintoresco, marketinero, no va a servir para nada si no hay una planificación de lo que se tiene que hacer».

Por su parte, Sebastián Villarejo, del Partido Patria Querida (PPQ) argumentó que esta medida se tuvo que haber tomado desde el principio. El que defendió la gestión del Gobierno y más específicamente al presidente de la República Mario Abdo Benítez fue el diputado Freddy D’Ecclesiis, de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Fuente UH