Denuncian por robo a brasilero que se llevó toda la valla perimetral de una iglesia

  • Pobladores de la zona de 3ra. Línea Pindó, Virgen del Rosario, distrito de Yhú, denunciaron que un colono brasilero irrumpió el lugar destrozando la alambrada de la capilla Virgen de Fátima de manera prepotente, con armas de grueso calibre, llevándose no solo los elementos perimetrales del lugar de oración, sino también del vecino. 

Los lugareños organizados en comisión llegaron en forma masiva este lunes en la fiscalía de Yhú, a cargo del fiscal Raúl Antonio Marecos, quien tomó las declaraciones de los afectados, que a parte del robo y atropello del oratorio, que actualmente está en litigio por usucapión, también afirmaron que los trabajadores del colono deambulan la zona con arma de grueso calibre, amedrentando a los pobladores y poniendo en peligro de estos.

De acuerdo a lo expuesto por Justo Escurra Benítez (54), coordinador de la Capilla, desde hace 30 años los lugareños construyeron el espacio santo en el lugar y aparentemente la construcción se encuentra dentro del predio de una propiedad que fue vendida a un ciudadano brasilero, Claudemir Matías.

Desde entonces están en litigio judicial, donde la comunidad católica inició una acción por usucapión para que el espacio sea cedido a la Diósesis de Coronel Oviedo y a través para los pobladores.

Sin embargo esta situación aparentemente disgustó a brasilero quien envió a sus empleados el viernes en horas de la mañana para sacar el alambrado,  postes y otros elementos del perímetro de la pequeña iglesia y además de esto del vecino del oratorio, que nada tiene que ver en el asunto.

El Abog. Enrique Villagra, asesor de los pobladores, señaló que ninguna persona puede proceder de forma violenta alegando que el espacio fue cedido por el primer propietario hace décadas y por derecho le corresponde a la población, además de considerarse patriomonio cultural de la comunidad.

Además señaló que la justicia y las autoridades de turno de ninguna manera puede permitir que personas civiles estén recorriendo, amedrentando a terceros con armas de fuego de grueso calibre.

Autor entrada: Ramona Marecos

Deja un comentario