Un joven cuyos familiares denunciaron que fue raptado en la siesta del lunes fue hallado muerto en las afueras de Pedro Juan Caballero. El cuerpo sin vida estaba atado de pies y manos, con dos disparos en la cabeza y con rastros de serias quemaduras. Se desconoce el motivo de tan horrendo crimen.

Se trata de Lucas Daniel Coronel (21), quien trabajaba como empleado de un lavadero. El mismo había salido a bordo de un biciclo en compañía de otro empleado para llevar a entregar un vehículo, luego de lavarlo.

Por el trayecto fue interceptado por tres sujetos encapuchados quienes lo chocaron, se bajaron y dijeron “kóa ha´e” (este es) y luego lo alzaron al vehículo a punta de pistola.

Los sujetos estaban armados con pistolas y se movilizaban en un vehículo Fiat, de color blanco, sin chapa, según testigos.

Sus familiares llegaron a la Cría. 6ª del barrio Gral. Genes, para denunciar el hecho. Los mismos desconocen el motivo del hecho, ya que aseguran que el joven no tiene enemigos y que trabaja .honestamente.

Fuente: ABC Digital