• Justo Pastor Cárdenas, extitular del Indert, será enviado a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú por su imputación por los hechos punibles de enriquecimiento ilícito en la función pública y lavado de dinero.

«El juzgado ha resuelto que el mismo guarde reclusión en el Penal de Tacumbú u otro establecimiento penitenciario acorde a la disponibilidad de lugar. Sabemos bien que ellos ya quedan a cargo de la Dirección de Institutos Penales a los efectos de si tiene o no lugar, ya depende de ellos determinar administrativamente esto», indicó el juez penal de Garantías Rolando Duarte sobre su resolución.

El juez «ordena la reclusión en la Penitenciaría Nacional u otro instituto donde haya disponibilidad, o sea el juzgado dejó abierta la posibilidad de que sea una decisión administrativa» el lugar donde será recluido, indicó el abogado de Cárdenas, Rodolfo Gubetich, expectante a que su cliente pudiera ser remitido al penal militar de Viñas Cue u otro lugar de reclusión. No obstante, tanto el penal militar como la Agrupación Especializada están saturados, por lo que sería trasladado a Tacumbú.

«Nosotros solicitamos la modificación de la calificación del artículo tercero de la Ley de enriquecimiento ilícito, a sabiendas de que el artículo 245 restringe la posibilidad de una medida alternativa. Ese cambio de calificación no tuvo acogida favorable por parte del juzgado, y al estar vigente la calificación de enriquecimiento ilícito, el juzgado tiene un margen muy reducido para proveer las medidas alternativas», lamentó el abogado ante el fallo contrario del juez.

Justamente Duarte comentó que «el juzgado (a su cargo) consideró que se han reunido los presupuestos del artículo 242 del Código Procesal Penal (de no dar medidas alternativas), dado que existe un hecho punible imputado con altas expectativas de penas como es el de enriquecimiento ilícito», por lo que dispuso la prisión preventiva.

«El dictamen de Contraloría salió a favor mío, creo que no hay nada más que discutir. Esperamos con fe y confianza que la justicia se haga presente», había dicho Cárdenas, intentando ocultar sus esposas, tras la audiencia de imposición de medidas y mientras esperaba la resolución del juez Duarte.

Fuente ABC color.