• La secretaría del Sindicato de funcionarios de seguridad de la Penitenciaría de Tacumbú, Mirian Orrego, se refirió al motín que dejó hasta el momento 6 fallecidos y donde los reclusos tuvieron a 18 guardias retenidos por 4 a 5 horas. Orrego detalló que tienen a 3 compañeros que fueron derivados al hospital ayer por tener severos golpes en el cuerpo.

Manifestó que la cárcel tiene múltiples deficiencias que deben ser subsanadas para un mejor servicio como lo son un sistema tecnológico nuevo, más funcionarios, mejores salarios, capacitación de funcionarios en todas las áreas, mejorar la infraestructura para controlar la vida de los internos pues su reeducación servirá para la reinserción de los mismos a la sociedad.

Sobre el interno que iba a ser traslado y manejaba el negocio de bebidas y drogas en el penal, sostuvo que la persona puede tener un negocio si solicita el permiso adecuado y hacer venta, pero el alcohol y la droga están prohibidos. “Yo no he visto de dónde sacaron las bebidas alcohólicas. Ahora me estoy enterando”, refirió la funcionaria sobre la incautación de sustancias en la cárcel.