El doctor Bruno Balmelli, director del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer), manifestó que el estado de salud del niño es grave.

«Tiene quemaduras importantes, en el 15% del cuerpo, específicamente en el rostro, tórax y el cuello», expresó a Última Hora.

El paciente fue trasladado en horas de la tarde del martes desde la ciudad de Concepción hasta Asunción, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya, con personal del Servicio de Emergencias Médica Extrahospitalaria (SEME).

Balmelli comentó que, según datos recabados, el accidente se registró luego de que el niño lanzara un fosforito dentro de un recipiente que contenía combustible.

Otros dos niños con quemaduras leves

En el mencionado centro asistencial, también ingresaron en la Nochebuena otros dos menores de edad con quemaduras.

Uno de ellos es un niño de 10 años, quien sufrió quemaduras en el rostro a causa de un fosforito.

«Tiró el fosforito en una lata de tíner y se quemó la cara, le verá un oftalmólogo para descartar que tenga quemadura ocular», expresó Balmelli.

Mientras que el otro niño tiene 11 años y también sufrió quemaduras superficiales en el muslo a causa del fosforito.

Fuente Última Hora