Sindicado por el asesinato de los hermanos «Cáceres Mendoza» deberá volver a prisión

  • La Cámara de Apelaciones admitió después de más de un año el pedido de apelación general interpuesto por el Abog. Enrique Villagra, y con ello anulan la resolución donde otorgan sobreseimiento provisional de Osmar Ojeda López, uno de los principales sindicados del asesinato de los hermanos Pedro Catalino (28) y Pascual (26) Cáceres Mendoza.

Ambas persona fueron asesinadas en la salida de una fiesta bailable en el Sportivo San José de la ciudad de San José de los Arroyos, departamento de Caaguazú, el 15 de mayo del año 2013. Según los testigos los hermanos fueron ultimados supuestamente por Osmar y Alejandro Ojeda López, quienes habrían huido a bordo de una motocicleta que posteriormente fue encontrada abandonada.

Ante esto la fiscal de la causa,  Gladys Torales de Ovelar, imputó a ambos hermanos y  tras la detención de Osmar Ojeda López, el juez Abog. Ángel Fiandro (quien en ese momento interinaba el juzgado penal de garantías), otorgó el sobreseimiento provisional del detenido, quien en ese momento guardaba prisión en la cárcel de la ciudad de Villarrica, departamento de Guairá.

Su decisión fue sorpresiva, principalmente habiendo indicios de la responsabilidad penal del imputado y además que las partes no hicieron ninguna petición, ni fueron consultadas al respecto . Gracias a esto, el hombre quedó libre el 4 de setiembre del año 2017.

El abogado de la querella adhesiva, Abog. Enrique Villagra, apeló la resolución judicial (A.I N°10 del 4 de setiembre de 2017) y desde ese entonces ha urgido a la justicia para que dictamine sobre las bases expuestas y recién el pasado 2 de abril de 2019, la Cámara de Apelaciones resolvió favorable al pedido del representante de los familiares de los fallecidos.

Villagra, en su argumentación y con la aprobación del Ministerio Público, refiere que la resolución firmada por Fiandro provocó un «gravamen irreparable al no haber tenido en cuenta la acusación presentada en tiempo y forma por el Ministerio Público y la Querella Adhesiva».

La Cámara de Apelaciones, integrada por Miguel Ángel González, Carlile Gauto y David Escobar, consideraron «una resolución arbitraria» a la decisión asumida por el juez Fiandro y con ello admitió el pedido de la querella adhesiva, anuló la polémica resolución y estableció la realización de una nueva audiencia preliminar.

Esta decisión servirá para reencausar el proceso y buscar justicia por la muerte de los dos hermanos. Vecinos, amigos y familiares de los fallecidos siguen clamando la sanción para los responsables del trágico hecho que conmocionó al país.